CXXXVIII

El día que me vaya,

Solo espero Dios,

Me abra sus brazos,

Y le pueda contemplar.

 

El día que ya no esté,

Espero me recuerdes,

Cómo el que nunca quiso,

Ser nadie más, que sí mismo.

 

El día que te haga falta,

Confío,

Que verás hacia atrás,

A todo mi amor.

 

El día que no esté,

Para defenderme,

Ójala, algún amigo,

Diga: “él no hizo daño”.

 

El día que me vaya,

Solo espero Dios,

Me perdone,

Y mi alma descanse.

Advertisements

CXXXVII

Cada noche,

Voy a dormir,

Pensando,

Que por fin, despertaré.

 

Cada noche,

Voy a la cama,

Esperando,

Que mañana, sea distinto.

 

Y si esto,

Fuera la escuela,

Ya habría reprobado;

Cada día, recuerdo menos palabras.

 

Y las sílabas, se descomponen.

Las letras, no quieren,

Permanecer juntas;

Mi mente las borra..

 

Cada día,

Que pasa,

Un espacio,

Se une.

 

Y el silencio,

Solo crece;

Ya no sé,

Ni qué pensar.

 

Y el olvido,

Me invade;

Ya no sé,

Ni quién soy.

 

Se desintegran,

Mis pensamientos;

Se eliminan,

Mis recuerdos.

 

No mantengo,

La confianza;

No contengo,

La esperanza.

 

Se desintegran,

Mis pensamientos;

Se borran,

Las palabr…

CXXXVI

Te lo digo,

Claro,

Las veces que querrás,

Tantas como desees.

 

El caos,

Es orden;

Y la anarquía,

No es desorden.

 

La costumbre,

Es monotonía,

Desorden,

Y desidia.

 

Los días pasan,

Nada cambia;

Las noches vuelan,

¿Por qué no se quedan?

 

Somos dueños,

De nuestros sueños;
Prisioneros eternos,

De nuestros desvelos.

 

Te lo digo,

Claro,

Las veces que querrás,

Tantas como desees.

 

Los días,

Los tengo vendidos,

Al por mayor,

Sin uno solo que sobre.

 

Trato de cerrar,

Los ojos de día;

Trato de estar,

Despierto de noche.

 

Tal vez,

Algún día,

Logre sentir,

Alegría por el día.

 

Tal vez,

Alguna noche,

Quiera dormir,

Para despertar.

CXXXV

Si el tiempo,

Pasará más lento,

¿Estás seguro que

No perderías nada?

 

Si el tiempo,

No pasará del todo,

¿Estás seguro

Que lo harías todo?

 

Si el tiempo,

No fuera una constante;

Y más bien,

Fuese una dimensión.

 

¿Hacia dónde viajarías?

¿O si acaso te moverías?

¿Dejarías las partículas

Estáticas?

 

Para revelar,

La bidimensión,

El holograma,

Detrás de todo.

 

Y reír como tonto,

Al ver que somos,

Hilos uniéndonse,

A través de la galaxia.

CXXXIV

A veces rezo,

Pongo mis manos juntas,

Y las aprieto con fe,

Mientras pido a Dios.

 

Con desesperación,

Que oiga mis súplicas,

Y me permita,

Cambiar mi realidad.

 

A veces escribo,

Pongo mis manos juntas,

Y tecleo con afán,

Mientras vierto mi alma.

 

Con premura,

Que mis palabras sean expresadas,

Y al pronunciarlas,

Encuentre la serenidad.

 

A veces pienso,

Pongo mis manos juntas,

Bajo mi barbilla,

Mientras medito.

 

Con calma,

Pienso en cómo,

Debe ser el hombre,

En quién debo convertirme.

CXXXIII

¿Cuáles son tus creencias?
O es acaso,

Todo muy relativo,

Cambiando al minuto.

 

¿Cuál es tu posición?

O tal vez,

No sabes,

Adónde estás.

 

¿De dónde?

Vengo,

No es esa,

La pregunta de todos.

 

¿Adónde voy?

Yo espero,

Que a un lugar mejor,

Sin incertidumbre.

 

¿Aún te desvelas?

Trazando las estrellas,

Buscando una ruta,

Detrás de ellas.

 

¿O ya no piensas?

Y aceptas ser,

Producto del menor,

Margen de probabilidad.

CXXXII

Tengo una sensación,

En el pecho,

Un palpitar,

Algo quiere reventar.

 

Siento una conmoción,

En mi ser,

Una revelación,

Me quiere dominar.

 

Pero algo cambio,

Esta vez,

No me siento,

Pequeño.

 

Y sé, que acá;

Estuvieron tantos,

Otros como nosotros,

Con sus enredos.

 

Pero no,

Tuvieron miedo,

De mirar al cielo,

Para alcanzarlo.

 

Siento una emoción,

En mi cuerpo,

Una energía,

No me dejará descansar.

 

Vamos a trazar,

La mayor meta,

No nos vamos,

A intimidar.

 

Vamos a llegar,

Hasta la cima,

Y no vamos,

A fallar.

 

Tantos otros,

Antes,

Lo lograron,

¿qué te lo impide?

CXXXI

No estamos acá,

Para perder el tiempo,

Ni sentirnos mal,

De nosotros mismos.

 

Somos descendientes,

De valientes, aventureros, trabajadores;

No somos de la realeza,

Pero sí sabemos trabajar.

 

Somos los hijos,

De los que cruzaron,

Océanos y conquistaron,

El miedo a la nada.

 

Somos de la sangre,

De los que construyeron,

Los imperios y reinos,

Una y otra vez.

 

Solo para venir,

Acá, sin riquezas,

Ni comodidades;

Y empezar de nuevo.

 

Hoy miro al cielo,

Y agradezco su coraje;

Hoy miro a la tierra,

Y disfruto de su trabajo.

 

No estamos acá,

Por casualidad;

No estamos acá,

Para perder el tiempo.

 

Debemos construir,

Sobre lo que nos dejaron:

Debemos trabajar,

Es nuestra herencia divina.

 

No somos realeza,

Pero sí sabemos trabajar;

No somos aristócratas;

Pero vivimos con honor.

CXXX

El mundo será de los valientes,

Aquellos que saben,

Que mirar hacia,

Atrás no es errar.

 

Si entre cielo y tierra,

No hay nada nuevo,

¿Por qué creen que están solos?,

¿Cuántas generaciones no pasaron ya?.

 

La inteligencia,

No viene de destruir todo,

Sino de saber,

Conservar y adaptarse.

 

La tierra grita,

La sangre llama,

Los secretos,

Son nuestros.

 

Somos prueba viviente,

Somos prueba fehaciente,

Somos prueba…

Suficiente.

 

Acá estamos,

Ellos lo lograron,

Acá seguimos,

Y mañana, nosotros también.

 

Nací en un tiempo,

Que ninguno de mis,

Antepasados podía,

Soñar veríamos.

 

Nací en una tierra,

Lejos de la patria,

De todos esos,

Hombres y mujeres.

 

Por los que hoy,

Estoy acá,

Nací en la época,

De las posibilidades.

 

Nací para mostrar,

Que somos capaces de más.

CXXIX

Y aún,

Estamos vivos;

Un año más,

Acá seguimos.

 

No sé,

Lo que Dios quiera,

A veces, flaqueamos;

Otras, solo tragamos.

 

Pero nunca dejamos,

De seguir;

Nunca dejamos,

De creer.

 

Que mañana será mejor,

Y todos,

Nuestros males,

Terminarán hoy.

 

Y aún,

Estamos vivos,

Un año más,

Acá luchando.

 

Las cosas,

No funcionan,

A la perfección,

A veces ni del todo.

 

Que se ría,

La gente,

Con nuestros,

Errores.

 

Que se ría,

La gente,

Con nuestros,

Desaciertos.

 

No tengo,

Tiempo para contemplar,

No tengo tiempo,

Para sentirme mal.

 

Tengo que seguir,

Trabajando,

Es lo único,

Que sabemos hacer.

 

Y aún,

Estamos vivos,

Otro año más,

Acá resistimos.

 

Que si mañana,

Nos vamos,

Es lo mismo,

Que ayer.

 

Pero hasta,

Que mis pies,

Me den,

Seguiré bailando.

 

Pensando,

Que el próximo,

Año,

Será mejor.